Sujeto se disfraza de enfermero para entrar a hospital y ultimar a su ex pareja.



De pelicula en Ensenada, Baja California, un sujeto se disfrazó de enfermero para entrar a un hospital y matar a su ex pareja.

Se trata de Lucero Rubí Ojeda, quien denunció en 4 ocasiones a Pedro Martínez, su expareja y padre de su hijo, ante la Fiscalía General del Estado (FGE) de Baja California. Sin embargo, este jueves por la mañana el hombre entró al hospital donde ella trabajaba y le disparó para después quitarse la vida.

De 26 años, Lucero Rubí interpuso cuatro denuncias durante este 2020 contra Pedro. Dos de ellas fueron por lesiones agravadas y otras dos por privación ilegal de la libertad. De acuerdo con los reportes, la última vez que denunció ante la FGE fue el 10 de septiembre pasado.

Asimismo, los compañeros de Lucero Rubí, quien trabajaba en la oficina de Extensión de Cobertura de la Jurisdicción de Servicios de Salud en Vicente Guerrero, Ensenada, llevaba varios años sufriendo violencia por parte de su expareja. Por ello, llevaba separada de él 8 meses y, poco antes de morir, incluso acudió a las oficinas de la Fiscalía en San Quintín para conocer el avance de la denuncia.

Sin embargo, las autoridades no atendieron a Lucero Rubí supuestamente por la pandemia. Esta última denuncia que interpuso fue por secuestro, golpes y amenazas.

l feminicidio tuvo lugar este jueves 24 de septiembre alrededor de las 8 de la mañana, según la Dirección de Seguridad Pública Municipal. Lucero llegó al hospital donde laboraba, ubicado en la calle San Borja, en Vicente Guerrero, Ensenada, a donde el hombre entró disfrazado de enfermero.

Pedro le disparó en el pecho y la cabeza a Lucero. Después, se atrincheró en las instalaciones de la clínica y se disparó. Y, aunque lo trasladaron al hospital rural número 69 del IMSS, quedó sin signos vitales.

Días antes del feminicidio, Pedro privó de la libertad a Lucero: la llevó a una playa donde la golpeó mientras la amenazaba con una pistola. Aunque policías municipales detuvieron al hombre, después lo liberaron.

Tras la muerte de Lucero, la Secretaría de Salud del Estado lamentó lo sucedido a través de un comunicado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: