PREFIERE NO TOMAR COCA-COLA Y PROVOCA PÉRDIDAS MILLONARIAS

En plena rueda de prensa, Cristiano Ronaldo, jugador de la Juventus y seleccionado portugués, no dudó en apartar dos refrescos de la marca Coca-Cola para que no salieran a cuadro, tras lo cual dijo “¡agua!” y alzó una botella.

El desprecio del astro luso a uno de los principales patrocinadores de la Eurocopa provocó la caída de la marca del 1.6 por ciento en el mercado bursátil, lo que se traduce en pérdidas de cuatro mil millones de dólares.

No es la primera vez que CR7 rechaza a la empresa, pues siempre ha sido amante de la dieta y el ejercicio, y hace unos meses declaró que es duro con su hijo, pues “en ocasiones bebe Coca-Cola y Fanta, y come patatas fritas y él sabe que no me gusta”.

A %d blogueros les gusta esto: