Origen del Día del Padre

Que el confinamiento por el coronavirus no arruine las celebraciones por el Día del Padre. Si bien esta restricción decretada por el Gobierno es necesaria para evitar el avance del covid-19, hay formas de alegrar la jornada a papá para decirle que, pese a la distancia y el aislamiento obligatorio, el amor sigue intacto. Que solo estos días los abrazos y las escaramuzas de besos serán reemplazados por llamadas, palabras, mensajes e imágenes virtuales. Con el mismo afecto. No lo duden.

El origen del Día del Padre comenzó en Estados Unidos, en 1909 cuando Sonora Smart Dodd propuso que se reconociera y celebrara la labor que realizan los padres en el hogar.

En el Día del Padre (Father’s Day en inglés) se busca honrar la paternidad y la influencia que tiene el hombre en la vida de sus hijos. 

Sonora Smart propuso festejar a los padres como una manera de agradecer a su papá, Henry Jackson, un veterano de la guerra civil estadounidense.

Henry Jackson se encargó de cuidar a sus seis hijos, luego de que murió su esposa al dar a luz al último de ellos.

Smart Dodd pensó que los padres también merecían una celebración, mientras escuchaba un sermón del Día de la Madre,. Inicialmente propuso que el 5 de junio, día del cumpleaños de su padre, se realizara dicho festejo.

En un inicio su iniciativa no prosperó, pero en 1924 el presidente estadounidense Calvin Coolidge apoyó la propuesta de establecer un día nacional del padre.

Para 1966 el presidente Lyndon Johnson firmó una proclamación que declaraba el tercer domingo de junio como el Día del Padre en Estados Unidos. Esta tradición fue retomada en México y varios países más.

La tradición católica europea conmemora el Día del Padre el 19 de marzo día de San José, padre de Jesús

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: