López Obrador presenta plan nacional para combatir robo de hidrocarburos

El presidente afirmó que con el dinero generado por el huachicoleo se podría financiar el 40% de la construcción de una refinería.

El presidente Andrés Manuel López Obrador presentó este jueves el Plan conjunto del Gobierno de la República para combatir el robo de hidrocarburos de Pemex, que busca evitar daños al erario público por 60 mil millones de pesos.

“Consideramos que se trata de un plan estratégico necesario, urgente, por lo que implica en cuanto a fuga de dinero público. Es un robo a bienes de la nación, a recursos públicos, al dinero de todos los mexicanos; es un robo que el año pasado significó una pérdida para Pemex del orden de 60 mil millones de pesos”, dijo en conferencia de prensa.

En el plan, que se implementó desde el pasado jueves 20 de diciembre, participan 15 dependencias de la administración federal, entre las que se encuentran la Secretaría de la Defensa Nacional, Marina, Gobernación y Trabajo.

PUBLICIDAD

El mandatario afirmó que durante el año pasado se robaron en promedio 600 pipas, de 15 mil litros de combustible cada una, lo que en dinero representa una pérdida de alrededor de 200 millones de pesos diarios.

Destacó que en los últimos tres años se pudo observar un aumento de las pérdidas económicas por el huachicoleo: en 2016, el robo representó 30 mil 800 millones de pesos; en 2017, 50 mil 100 millones de pesos; y a una semana de que termine 2018, 66 mil 300 millones de pesos.

Agregó que con el monto del combustible robado se podría financiar el 40 por ciento de la construcción de una refinería para Pemex o con los “tres años de robo de combustible, el equivalente a una refinería nueva”.

El mandatario pidió el apoyo de los trabajadores de Pemex para que se logre el propósito de cero corrupción dentro de la empresa.

El plan para combatir el huachicoleo prevé que 4 mil elementos de las secretarias de la Defensa Nacional y de Marina resguarden más de 50 instalaciones estratégicas de la petrolera distribuidas en todo el país.

En el marco de la presentación del plan, López Obrador solicitó también la ayuda de los empresarios, con énfasis en las gasolineras, para que no vendan combustible de procedencia ilícita.

También pidió a la sociedad civil no comprar gasolina robada y presentó un número (01 800 228 96 60) en el que se podrán hacer denuncias anónimas sobre el robo de combustible.

El presidente López Obrador señaló que no existen evidencias que los anteriores directores de Petróleos Mexicanos (Pemex) participaran en el negocio del robo de combustible. Sin embargo, acusó que sí tenían conocimiento del monto de lo robado y de dónde se encontraba el problema.

Tomado del financiero.com

A %d blogueros les gusta esto: