Explosión de la toma clandestina sobre la carretera Tlahuelilpan – Juandhó, en el municipio de Tlahuelilpan

La ordeña de un ducto de Petróleos Mexicanos (Pemex) en la comunidad de San Primitivo, municipio de Tlahuelilpan, Hidalgo, provocó una explosión justo en el momento en que un centenar de personas recogían el combustible estancado en las inmediaciones de la tubería perforada.

A pesar de la presencia militar, la multitud logró introducir vehículos, en los que cargaban los bidones de combustible llenos, para trasladarlos a sus casas.

El primer recuento de decesos en la explosión arroja más de 20 muertos y 40 heridos, pero es una cifra preliminar que seguramente se incrementará en las próximas horas porque hay muchos cuerpos calcinados más que se encuentran cerca de donde continúa el incendio, el cual no ha sido sofocado hasta el momento.

Se dice que fue debido a ello que se generó la explosión del ducto, lo que provocó de inmediato la movilización de los cuerpos de rescate.

De acuerdo con testimonios de habitantes de Tlahuelilpan, tras el fuerte estruendo, se escuchó el llanto de la gente, quienes gritaban que se estaba quemando.

Al momento, personal de bomberos, así como militares y policías de la región, laboran en el sitio de la explosión.

A %d blogueros les gusta esto: